Translate

domingo, 29 de junio de 2014

MASCARILLA PARA NUTRIR LA PIEL
La piel requiere de emolientes y nutrientes que le ayudan a estar fresca y lozana.  Sin embargo, no olvides que lo más importante está en  lo que le das a tu piel por dentro; cuida tu alimentación y evita alimentos procesados y salados; come frutas y verduras diariamente; 


Comer frutas y verduras es la mejor manera de verte bien por fuera y por dentro.
bebé mucha agua y no olvides hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana. 

No olvides beber dos litros de agua todos los días. 


Una mascarilla que agregas a una piel cuidada por dentro, dará maravillosos resultados y todos notarán una increíble actitud de bienestar.

Una piel cuidada te hará sentir muy bien.


MANOS A LA OBRA.
Para nutrir la piel, obtén la pulpa de una manzana y mézclala con una cucharadita de miel de abeja.
Manzana y miel: una combinación excelente para la piel.



Extiende la mezcla en todo tu rostro, cuellos y manos. Deja que las vitaminas y minerales hagan efecto sobre tu piel. Es importante que la mascarilla se mantenga firme durante los 20 minutos que la dejas en tu piel. Reposa y relájate mientras sientes la fresca sensación de la mascarilla. 

Reposa mientras la mascarilla hace efecto. Evita hablar y sonreír para que no se parta. 
Una vez que hayan pasado los 20 minutos, retírala con agua tibia. Finalmente dale a la piel un baño de agua fría; esto ayudará a mantener firme tus tejidos y evitará que los músculos del rostro se cuelguen a largo plazo.  

Enjuaga con suficiente agua y no olvides agregar agua fría al final.


Maquíllate como siempre y prepárate a lucir una piel radiante.

Siéntete bien por dentro y por fuera.